Barcelona

Barcelona es una ciudad mediterránea conocida globalmente por su cultura, climatología y algunas de las muchas atracciones turísticas que posee. Asimismo, uno de los pilares fundamentales que sostiene a la ciudad es el deporte.

Los Juegos Olímpicos de 1992 fueron uno de los eventos más importantes que ha albergado la ciudad, lo que la ayudado a consolidarse dentro del mundo del deporte y a tener una proyección internacional, cuyos resultados se pueden observar a día de hoy.

Por ejemplo, ¿Quién no ha oído hablar alguna vez del Fútbol Club Barcelona (FCB)? Y es que es casi imposible encontrar a alguien que desconozca ésta famosa institución deportiva fundada en Barcelona y que actualmente, goza de gran reconocimiento, tanto a nivel nacional como internacional.

Asimismo, la ciudad condal también cuenta con clubes, asociaciones y entidades deportivas, como el Real Club de Tenis, el Real Club Náutico o el Real Club de Polo, las cuales están muy arraigadas a la ciudad, convirtiéndose así en los principales cimientos de la capital catalana por lo que hace al mundo del deporte.

Del mismo modo que Barcelona alberga un extenso número de instituciones deportivas ampliamente conocidas en el ámbito deportivo, también ha sido la ciudad natal de grandes figuras del deporte como Pau Gasol, Ona Carbonell o Toni Elías, entre otros.

No obstante, Barcelona también ha sido la ciudad que ha permitido que multitud de deportistas de élite mundial se formaran, entre los que se encuentran Rafa Nadal o Jorge Lorenzo.

Para garantizar el éxito de todos estos deportistas, la ciudad condal dispone una extensa red de equipamientos deportivos que les han permitido entrenar y superarse día tras días hasta alcanzar el prestigio con el que cuentan actualmente.

Como consecuencia de esto, Barcelona se convierte en la ciudad perfecta para celebrar multitud de eventos deportivos conocidos en todo el mundo, como es el caso del Torneo Conde de Godó.

Dada la notoriedad del deporte en la ciudad condal, ésta cuenta con un amplio apoyo de instituciones y organizaciones, que permiten seguir fomentando el deporte en la ciudad, a la vez que establecen ciertas normas que permiten regularlo.

Además, al tratarse de una ciudad donde el deporte forma parte esencial de su ADN, multitud de empresas dedicadas al mundo deportivo han optado por operar o abrir su sede en Barcelona.