Daniel Cepeda
Periodista deportivo y Community Manager
13 de Marzo de 2019

Un día después del Día Internacional de la Mujer que se celebró el pasado 8 de marzo, la marca deportiva alemana se ha comprometido a establecer la misma prima tanto para las mujeres como para los hombres. La apuesta de Adidas en este sentido es un claro paso en la lucha por la igualdad que, sin duda, ayudará a la marca a tener un mayor y mejor reconocimiento social.

“Creemos en inspirar y capacitar a la próxima generación de atletas, creadoras y líderes femeninas rompiendo barreras. Hoy anunciamos que todas las atletas de Adidas en el equipo ganador del Mundial Femenino de la FIFA 2019 recibirán el mismo bono de rendimiento que sus compañeros masculinos”, señala la multinacional en un comunicado en redes sociales firmado por el director de marcas globales de Adidas, Eric Liedtke.

Las jugadoras estadounidenses piden igualdad

Esta decisión de Adidas ha llegado también justo un día después de que la selección femenina de Estados Unidos denunciase por discriminación de género a su propia Federación (USSF). En esta demanda, presentada en un tribunal de Los Ángeles, las vigentes campeonas del mundo reclaman igualdad de salario con respecto a sus compañeros del equipo masculino porque, entre cosas, defienden que han logrado mejores resultados deportivos que ellos, pues ni siquiera consiguieron la clasificación para el Mundial Masculino de Rusia del 2018.

La Copa Mundial Femenina de la FIFA se disputará este mismo año en Francia del 7 de junio al 7 de julio en El Havre, Grenoble, Lyon, Montpellier, Niza, París, Reims, Rennes y Valenciennes. La final tendrá lugar en Lyon el domingo 7 de julio de 2019.

El fútbol femenino tiene tirón en España

El protagonismo de la mujer es muy inferior al del hombre en el deporte competitivo, pero el caso del fútbol puede servir como ejemplo para que en su modalidad femenina, que está teniendo una acogida cada vez mejor en los grandes países europeos y en otros Estados muy poblados, como China, Brasil, México o Estados Unidos, se impulse desde la base a los pequeños clubes para experimentar un crecimiento que sitúe en igualdad a hombres y mujeres.

En España, el fútbol femenino está auge. Es cierto que queda mucho por hacer, pero al menos ya se va viendo la luz al final del largo túnel. Recientemente, el partido entre Osasuna Femenino y la SD Eibar acogió a 10.250 personas en el Estadio de El Sadar, y el partido entre el Fundación Albacete Femenino y el Valencia Féminas fue seguido en directo en el Estadio Carlos Belmonte por más de 5.000 espectadores. El fútbol femenino ya no es un deporte invisible. Las victorias internacionales y el interés del público lo han convertido en un negocio. El camino por la igualdad y la mejora de las condiciones laborales acaba de empezar.

 

Fotografía: sefutbol.com